Halitosis o mal aliento


halitosis El mal aliento o halitosis puede suceder de manera ocasional (todo niño/adulto sano lo ha tenido en algún momento) o bien ser un problema ya establecido.

En este caso puede llegar incluso a alterar las relaciones sociales, familiares y/o laborales de aquella persona que lo sufre, y más en la sociedad actual tan exigente con la imagen de las personas.

 

Para tratarlo, lo más importante es detectar su origen pues puede ser provocado por la descomposición bacteriana de partículas de alimentos, dietas hiperproteicas, falta de saliva (tabaco y ciertos medicamentos), presencia de grandes caries, falta de limpieza de la superficie lingual o claramente en relación con la inflamación de las encías debido a la presencia de un problema periodontal no diagnosticado.

Tratando la posible o posibles causas podremos además ayudarle a controlar aquellas situaciones que lo favorecen y evitar así que vuelva a aparecer.

En el caso de que quiera efectuar una consulta sobre este tema no dude en solicitarnos la información sobre las posibles soluciones a su alcance.

 Casi el 90% de las halitosis tienen su origen en la boca y no en el estómago como se cree comúnmente.